El sitio contiene los mejores consejos, trucos y soluciones a los problemas que pueda encontrar. Secretos, trucos de la vida, historias y todo lo relacionado con la vida y las relaciones.

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

180
Contenido

Funciones de la amígdala faríngea.

La amígdala nasofaríngea, como el resto de las amígdalas, es parte del sistema inmunológico humano. Su función principal es protectora. Son las amígdalas las primeras en interponerse en el camino de las bacterias y virus que entran al cuerpo y las destruyen. Las adenoides se ubican directamente en el tracto respiratorio para responder rápidamente a la presencia de patógenos. Durante la penetración de la infección, la amígdala faríngea comienza a producir vigorosamente células inmunes para combatir al enemigo externo, aumentando de tamaño. Para los niños, esta es la norma. Cuando el proceso inflamatorio “se desvanece”, la amígdala nasofaríngea vuelve a su tamaño original.

Si el niño está enfermo a menudo, las adenoides están constantemente inflamadas. La amígdala no tiene tiempo de encogerse, lo que conduce a una proliferación aún mayor de vegetaciones adenoides. La situación llega al punto en que bloquean por completo la nasofaringe, la respiración completa por la nariz se vuelve imposible.

Causas de las adenoides

La proliferación de vegetación adenoide puede conducir a:

  • herencia;
  • resfriados persistentes;
  • Enfermedades “infantiles” que afectan la cavidad nasal y la faringe: escarlatina, sarampión, rubéola;
  • inmunidad débil;
  • incumplimiento de las normas de ventilación, humedad interior, polvo;
  • manifestaciones alérgicas;
  • Ecología desfavorable (gases de escape, emisiones).

El cuerpo del bebé atacado constantemente por virus, en combinación con una inmunidad no desarrollada, conduce a la hipertrofia de la amígdala nasofaríngea, como resultado de lo cual se produce una violación compleja del proceso de respiración nasal, el moco se estanca en la nariz. Los microorganismos patógenos que penetran desde el exterior se “adhieren” a este moco, y las propias vegetaciones adenoides se convierten en foco de infección. Desde aquí, las bacterias y los virus pueden propagarse a otros órganos.

¿Qué causa el desarrollo de adenoides?

Las adenoides son hipertrofia compensadora de la amígdala faríngea, su agrandamiento en respuesta a una inflamación aguda crónica o frecuente.

La amígdala es una gran acumulación de tejido linfoide en la nasofaringe, dentro de una cápsula epitelial. Esta formación protege el tracto respiratorio superior de las infecciones, por lo que recibe el primer golpe. En condiciones de inmunidad insuficientemente desarrollada en los niños, las amígdalas no siempre hacen frente a su función, a menudo se inflaman. La estimulación constante (inflamación infecciosa o alérgica) aumenta el volumen de tejido linfoide. Entonces el cuerpo del niño compensa la insuficiencia funcional de la amígdala, por eso hablan de hipertrofia compensadora.

Puede usar el complejo de gimnasia respiratoria Strelnikova listo para usar, que fue desarrollado para cantantes con problemas de voz, pero ha demostrado su efectividad en el caso de otras enfermedades respiratorias, incluso en niños.

Normalmente, después de una respuesta inmune, la amígdala vuelve a su tamaño normal. Pero a menudo en condiciones de actividad excesiva, el tejido se agota y permanece hipertrofiado.

Por separado, vale la pena destacar la inflamación de la amígdala nasofaríngea: adenoiditis. Esta condición se desarrolla más rápido que las adenoides, pero responde bien al tratamiento con medicamentos antibacterianos y antiinflamatorios. El médico realiza el diagnóstico diferencial, pero la diferencia también se puede ver en las manifestaciones sistémicas: aumento de la temperatura corporal, deterioro del estado general del niño con adenoiditis.

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!Para aumentar la efectividad del tratamiento domiciliario de las adenoides, es recomendable complementar con fisioterapia.

Clasificación de adenoides

Adenoides de grado I: la etapa inicial, caracterizada por un tamaño pequeño de vegetación. En esta etapa, la parte superior del abridor (tabique nasal posterior) se superpone. El niño se siente incómodo solo por la noche, cuando la respiración se vuelve difícil durante el sueño.

En niños con adenoides del grado II de vegetación, más de la mitad del abridor está cerrado. Son de tamaño mediano. Características distintivas de esta etapa: el niño ronca constantemente por la noche y respira con la boca abierta durante el día.

En la etapa III, los crecimientos alcanzan su tamaño máximo: ocupan la mayor parte del espacio entre la lengua y el paladar. Se vuelve imposible respirar por la nariz. Los niños con adenoides inflamadas de grado III respiran exclusivamente por la boca.

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

Adenoides: que son y por que se desarrollan en los niños

Las amígdalas faríngeas demasiado grandes y agrandadas se llaman adenoides. Si las adenoides se inflaman, la afección se llama adenoiditis. La amígdala faríngea es una pequeña glándula que se encuentra en la parte posterior de la laringe y está formada por varios lóbulos. La función de este órgano relacionado con el sistema inmunológico es la producción de linfocitos, células implicadas en la defensa del organismo frente a bacterias y virus. Pero con el crecimiento patológico, la propia amígdala faríngea se convierte en una amenaza para la salud.

Las adenoides son un problema típico de la infancia. Son raros en niños menores de 1 a 2 años, como en adolescentes. La incidencia máxima se sitúa entre los 3 y los 10 años de edad.

Hay alrededor de 27 casos de adenoiditis por cada 1000 niños.

Las adenoides en los niños surgen por varias razones:

  • resfriados frecuentes y otras enfermedades infecciosas (sarampión, mononucleosis, rubéola, etc.) que afectan las membranas mucosas de la nasofaringe;
  • ecología deficiente en el área de residencia;
  • predisposición genética;
  • una tendencia a las reacciones alérgicas, así como al asma bronquial: estas enfermedades están presentes en el 65% de los niños que padecen adenoiditis;
  • Ciertas condiciones climáticas y microclimáticas desfavorables (contaminación por gases, aire seco, presencia de una gran cantidad de polvo) todo esto lleva al hecho de que las membranas mucosas se secan y se vuelven especialmente vulnerables.

El grado de desarrollo de la enfermedad.

Hay varias etapas en el desarrollo de las adenoides:

Grado 1: la amígdala crece ligeramente y se superpone aproximadamente a una cuarta parte del lumen de los conductos nasales. El síntoma principal de la enfermedad en esta etapa es la respiración nasal algo difícil, especialmente por la noche.

Grado 2: las adenoides aumentan de tamaño y cubren dos tercios de la luz. La respiración nasal es significativamente difícil incluso durante el día, el niño puede roncar por la noche, su boca está abierta todo el tiempo.

Grado 3: la amígdala bloquea completamente la luz, lo que hace que la respiración nasal sea absolutamente imposible.

Síntomas de adenoiditis en niños.

En las primeras etapas, puede ser difícil notar las adenoides en los niños, los síntomas de esta enfermedad son inespecíficos. Los padres no les prestan atención en absoluto o piensan que el niño tiene un resfriado común. Estos son los signos a los que debe prestar atención para identificar la enfermedad desde el principio:

  • Dificultad para respirar nasal, ronquidos durante el sueño;
  • palidez y letargo como resultado de la falta de aire y alteraciones del sueño debido a los ronquidos;
  • violación del sentido del olfato;
  • el niño tiene dificultad para tragar la comida, a menudo se ahoga;
  • el niño se queja de la sensación de un objeto extraño en la nariz, pero al sonarse la nariz no hay líquido;
  • la voz es tranquila, sorda, en la nariz;
  • el niño respira constantemente por la boca;
  • fatiga e irritabilidad constantes.

Si la amígdala demasiado grande se inflama, hay signos claros de adenoiditis:

  • calor;
  • secreción nasal, que no responde bien al tratamiento con gotas ordinarias;
  • debilidad, dolor de cabeza, somnolencia, disminución del apetito y náuseas: así es como se manifiesta la intoxicación general, característica de muchas enfermedades infecciosas;
  • tos crónica;
  • dolor de garganta, nariz y oídos, a veces una discapacidad auditiva significativa.

En un bebe

Los niños recién nacidos no pueden evaluar su condición y formular quejas, por lo tanto, es posible asumir la presencia de patología por signos indirectos. Un niño pequeño se pone de mal humor, no duerme bien, trata de respirar por la boca. En las últimas etapas, los niños tienen tos. El niño puede ahogarse mientras come o negarse a comer, ya que tiene que contener la respiración en el proceso. Cuando se desarrollan adenoides en los niños, hay retrasos en el desarrollo físico y mental debido a la falta de oxígeno.

Los niños son mayores

En los niños mayores de la infancia, la aparición de adenoides se acompaña de irritabilidad y cambios de humor. El niño puede quejarse de insomnio y pesadillas. A una edad más avanzada, puede encontrar un cambio en la estructura de la cara.

Diagnósticos

El diagnóstico se lleva a cabo en una consulta de otorrinolaringología bajo la guía de un otorrinolaringólogo. El médico realiza un examen general del paciente y pregunta a los padres sobre las quejas y la aparición de síntomas pronunciados.

Además, los siguientes tipos de examen se utilizan con la ayuda de:

  • faringoscopia: examen de la orofaringe;
  • rinoscopia: examen de la cavidad nasal;
  • radiografía;
  • La endoscopia de la nasofaringe es el método más informativo que proporciona una imagen completa (los resultados del estudio se pueden registrar en un medio digital).

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

Cómo tratar las adenoides en un niño.

Dado que la presencia de adenoides y su inflamación es muy fácil de confundir con una secreción nasal o un resfriado común, no debe intentar diagnosticarse y tratar a su hijo con medicamentos caseros o de venta libre, ya que pueden brindar algún alivio para una poco tiempo, pero luego los síntomas volverán. Mientras tanto, la enfermedad seguirá desarrollándose. No espere hasta el momento en que las adenoides bloqueen por completo la luz nasal; consulte a un médico ante la primera sospecha de adenoides.

Para hacer un diagnóstico preciso, el médico prescribirá un examen endoscópico, análisis de sangre y orina, en algunos casos, se requiere una radiografía de la nasofaringe.

El tratamiento de las adenoides en los niños, especialmente en las primeras etapas, incluye principalmente métodos conservadores. Con 1 y 2 grados de desarrollo de la enfermedad, no se muestra la eliminación de las adenoides en los niños; en esta etapa, la enfermedad se puede vencer con la ayuda de la terapia con medicamentos y los procedimientos de fisioterapia. La intervención quirúrgica es necesaria solo si ningún otro método para tratar la adenoiditis tiene el efecto deseado.

Algoritmo de terapia

Si estamos hablando de hipertrofia de las adenoides, entonces se aplica el siguiente algoritmo:

  1. Averiguar si hay ronquidos: no roncar – observar al niño.
  2. Hay ronquidos, pero raros y / o silenciosos, mientras que el niño no tiene apnea obstructiva del sueño, tratamiento conservador bajo la supervisión de un otorrinolaringólogo.
  3. Los ronquidos son fuertes y / o frecuentes (más de tres días a la semana) y / o hay paro respiratorio durante el sueño – es necesario un examen adicional – consulta con un médico otorrinolaringólogo, si es necesario, polisomnografía. La polisomnografía calcula la frecuencia de episodios de respiración retrasada o alterada durante el sueño en 1 hora: el índice de apnea / hipopnea (IAH), que le permite determinar la gravedad de la apnea obstructiva del sueño:
  • luz (IAH 1-4,9): se usa terapia conservadora;
  • medio (AHI 5-9.9): la decisión se toma en conjunto, se permite el tratamiento conservador bajo la supervisión de un especialista;
  • grave (IAH más de 10): se recomienda la intervención quirúrgica.

Además del IAH, la elección de tácticas también está influenciada por manifestaciones clínicas, como la presencia y frecuencia de otitis media, sinusitis, así como la calidad de vida en general. Por este motivo, al tratar la hipertrofia adenoidea, es importante centrarse en la sintomatología en su conjunto, y no solo en la gravedad de la enfermedad.

Tratamiento conservador

Con las adenoides se suele prescribir un curso de antihistamínicos, inmunomoduladores, complejos vitamínicos y fármacos que activan las defensas del organismo. Las gotas nasales con componentes antiinflamatorios y vasoconstrictores ayudarán a aliviar la inflamación y facilitarán la respiración por la nariz (sin embargo, estos últimos se usan con precaución y no más de 3-5 días). Se obtiene un buen resultado enjuagando la nariz con agua ligeramente salada o soluciones medicinales especiales.

De los procedimientos fisioterapéuticos, se prescribe con mayor frecuencia la electroforesis medicinal con yoduro de potasio, prednisolona o nitrato de plata, así como la terapia UHF, magnetoterapia de alta frecuencia, tratamiento ultravioleta y aplicaciones de lodo.

La gimnasia respiratoria también es importante: con las adenoides, el niño se acostumbra a respirar por la boca y es necesario volver a desarrollar el hábito de respirar por la nariz.

Por lo general, la combinación de estos métodos es suficiente para curar la adenoiditis. Sin embargo, en algunos casos, especialmente si la enfermedad ya ha alcanzado la etapa 3 y no responde al tratamiento conservador, se prescribe la extirpación quirúrgica de las adenoides.

Adenoiditis y sus regímenes de tratamiento.

Al decidir cómo tratar las adenoides en los niños y qué medicamentos serán efectivos, consideraremos la causa de la patología. Las adenoides son la primera barrera para la propagación de un patógeno en el cuerpo de un niño. Se localizan en la nasofaringe y son crestas engrosadas de origen linfático.

Cuando una infección ingresa al cuerpo, las adenoides contrarrestan al provocador, llenándose de linfa y aumentando de tamaño. Esta es una situación normal: después de la recuperación, las amígdalas vuelven a su estado original.

Y así sucesivamente hasta la próxima enfermedad. El proceso de cambiar el tamaño y luego disminuir indica el correcto funcionamiento del sistema de protección del bebé. Pero con una resistencia corporal reducida, infecciones respiratorias y virales frecuentes, las adenoides no tienen tiempo de encogerse a su tamaño normal. Las amígdalas inflamadas provocan problemas respiratorios, discapacidad auditiva y bienestar general. Así es como se desarrolla la adenoiditis.

Los otorrinolaringólogos distinguen 4 etapas de la enfermedad y prescriben un medicamento para el tratamiento de las adenoides en los niños. El protocolo de terapia en cada etapa es propio, dependiendo del estado del paciente y del tamaño de la proliferación de las adenoides.

El tratamiento farmacológico de las adenoides en los niños es más eficaz con la adenoiditis de grado 1. En este caso, la terapia está diseñada para reducir los signos de hiperemia y malestar en la nasofaringe. Los pediatras consideran que la etapa 1 es inofensiva, creen que no requiere terapia intensiva, especialmente si la edad del niño es cercana a los 11-12 años (cuando comienza el proceso natural de muerte adenoidea). Este enfoque no es aplicable a los bebés, ya que está plagado de complicaciones y proliferación excesiva de los tejidos de las amígdalas.

Al elegir un medicamento entre los medicamentos para el tratamiento de las adenoides en niños de segundo grado, el otorrinolaringólogo se basa en los resultados del diagnóstico, que permiten evaluar el progreso de la patología. El segundo grado de adenoiditis está sujeto a terapia con medicamentos, pero en casos excepcionales, se ofrece a los padres la remoción.

La tercera etapa (y especialmente la cuarta) requiere cirugía con extirpación total o parcial de las amígdalas. Las prescripciones de medicamentos se aplican antes y después de la cirugía durante las etapas de preparación y recuperación.

Los medicamentos para las adenoides en los niños se prescriben según el régimen de terapia obligatorio:

  • eliminación de la inflamación y eliminación de la hiperemia tisular;
  • terapia con antibióticos según sea necesario;
  • medicamentos que restauran la respiración nasal;
  • significa que aumentan la resistencia del cuerpo.

Además de estos, el otorrinolaringólogo prescribe vitaminas, medicamentos naturales y homeopáticos para el tratamiento de las adenoides como medidas auxiliares.

Se supone la siguiente técnica:

  • terapia de drogas;
  • la medicina tradicional como medio complementario;
  • fisioterapia para consolidar el efecto.

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

Medicamentos para adenoides

Como se mencionó anteriormente, el tratamiento farmacológico de las adenoides es efectivo en 1-2 etapas de la enfermedad, productivamente como protocolo preliminar y de fijación en 3-4 etapas (antes y después de la intervención quirúrgica). El otorrinolaringólogo lleva a cabo medidas de diagnóstico, de acuerdo con los resultados de los cuales ofrece medios efectivos para el tratamiento de las adenoides en una situación específica.

La terapia con medicamentos para la adenoiditis implica un enfoque integrado que utiliza los medios:

  • prescripciones antisépticas;
  • terapia con antibióticos antiinflamatorios;
  • aerosoles nasales para vasoconstricción;
  • inmunomoduladores;
  • agentes auxiliares (suplementos dietéticos, medicamentos homeopáticos).

La elección de los medicamentos para el tratamiento de las adenoides en los niños la realiza el pediatra después del examen primario y secundario del paciente. La autoprescripción de medicamentos es inaceptable, especialmente sin visitar a un médico y sobre la base de las quejas de un niño: solo el diagnóstico con un laringoscopio puede establecer con precisión la etapa de la adenoiditis y desarrollar el protocolo de tratamiento correcto.

Grupo de fármacos antisépticos

Los medicamentos de este grupo están diseñados para:

  • desinfectar la boca y la nasofaringe,
  • neutralizar patógenos,
  • reducir el enrojecimiento,
  • reducir la inflamación.

Entre los medicamentos para el tratamiento de la adenoiditis en niños, los siguientes medicamentos han demostrado ser positivos:

Protargol. Disponible en forma de gotas nasales. Los iones de plata incluidos en él tienen un fuerte efecto antiséptico en la lucha contra un provocador bacteriano. Es un medicamento suave con un conjunto mínimo de efectos secundarios. Para lograr una dinámica positiva, Protargol se instila en las fosas nasales de los niños dos veces al día, tres gotas. El curso de la terapia es de al menos 14 días.

Miramistin. Una preparación única de amplio espectro disponible en forma de spray con boquilla para una penetración profunda en la orofaringe. Actuando sobre la microflora patógena, bloquea la reproducción de bacterias, destruyendo la membrana celular, actuando contra cepas no sensibles a los antibióticos. Promueve la rápida regeneración de los tejidos dañados y el alivio del dolor.

Collargol. Un medicamento que es una solución de iones de plata en albúmina. Como Protargol, es eficaz para neutralizar patógenos en la superficie mucosa de las amígdalas, cicatrizando heridas e inflamaciones. Aplicado en forma de gotas nasales a una dosis de 1 gota en cada pasaje, 3-4 veces al día. Suspende el proceso de vegetación adenoidea. Con adenoiditis de 1 grado, solo él puede hacer frente a la enfermedad con una terapia prolongada. Sin embargo, el uso prolongado del medicamento provoca argiria, un oscurecimiento irreversible de la piel y el epitelio debido a la acumulación de depósitos de plata.

Derinat. El ingrediente activo es desoxirribonucleato de sodio. Se usa tanto en forma de gotas nasales como como componente para inhalación. Reduce la inflamación, aumenta la resistencia al patógeno, reduce la hiperemia del tegumento, aumenta la inmunidad. Dosis: 4-5 gotas en cada pasaje nasal, frecuencia: 5-6 manipulaciones por día. Para tratamiento y prevención, utilícelo durante al menos 2 semanas. Cuando se inhala con un nebulizador, se inyectan de 3 a 5 gotas en agua limpia o solución salina.

Estos medicamentos se recomiendan para uso doméstico. Antes de realizar manipulaciones, es necesario limpiar la nariz del exudado. Por lo general, para esto se usa una mezcla de agua ligeramente salada o soluciones de sal marina de fábrica que se venden en las farmacias.

Antibióticos en el tratamiento de adenoides.

El otorrinolaringólogo considera que el objetivo principal en el tratamiento de la adenoiditis en los niños es eliminar la inflamación en las amígdalas, lo que se logra mediante el uso de antibióticos. Sus principales objetivos:

  • contrarrestar un agente bacteriano;
  • mejorar la respiración al reducir la hinchazón;
  • promover el retorno de la adenoide a su tamaño original.

Hoy en día, los mejores remedios para las adenoides en los niños son:

  1. Augmentin, Amoxicilina y Flemoxina-Solutab. Antibióticos del grupo de las penicilinas. Asignar a bebés a partir de los 3 meses (Augmentin, Amoxicillin). Se elaboran en forma de polvo para reconstituir en jarabe utilizando agua hervida, comprimidos con división longitudinal en 2 dosis y líquido inyectable. Eficaz contra organismos grampositivos y gramnegativos, el ácido clavulánico incluido en la composición previene el desarrollo de resistencias y adicción al fármaco en el patógeno. Flemoxin-Solutab es una nueva generación de antibióticos penicilínicos con el mismo principio activo (amoxicilina). Se observa una dinámica positiva de la aplicación durante 2-3 días.
  2. Azitromicina y Macropen. Antibióticos del grupo de los macrólidos. Se prescribe cuando se detecta incompatibilidad alérgica con penicilinas. Tienen una gama limitada de efectos secundarios en los niños.
  3. Panzef y Zinnat. Se recomiendan preparaciones del grupo de cefalosporinas en ausencia de resultados en el tratamiento de los medios anteriores. Los otorrinolaringólogos consideran que los antibióticos de cefalosporina son los más efectivos, pero tienen una lista impresionante de reacciones adversas. No prescrito para bebés menores de 6 meses (Pancef) y hasta 3 años (Zinnat).

Los pediatras en ejercicio son reacios a recetar antibióticos para las vegetaciones adenoides, y alegan que los fondos son efectivos, pero tóxicos, y afectan negativamente al cuerpo del niño débil. Además, la terapia con antibióticos es razonable solo para un patógeno bacteriano, y cada cuarto caso de adenoiditis es causado por un provocador viral. Por lo tanto, la designación de un antibiótico estará presente en el protocolo de tratamiento en el caso de lesiones bacterianas graves con un aumento de la temperatura de hasta 39 grados, síndrome de dolor, la adición de una enfermedad secundaria (otitis media, laringitis, sinusitis). Si los síntomas no indican la necesidad de un antibiótico, se recetan medicamentos ahorradores que pueden aliviar la inflamación (Sofradex, Isofra). Pero incluso en este caso, el otorrinolaringólogo elige pastillas para adenoides para niños,

Fármacos vasoconstrictores

Son necesarios para restaurar la respiración nasal estrechando los vasos y expandiendo las vías respiratorias, parcialmente bloqueadas por vegetaciones adenoides hiperémicas. Para lograr un resultado rápido, se usan medicamentos glucocorticosteroides, que no solo reducen la hinchazón, sino que también alivian la inflamación.

Nazonex. Disponible en forma de spray y gotas nasales. Alivia rápidamente la hiperemia de los tegumentos epiteliales, especialmente de origen alérgico. Posología: 2 veces al día, de acuerdo con la prescripción del otorrinolaringólogo. No prescrito para niños menores de 2 años. Los signos de mejora se observan inmediatamente después de las manipulaciones y persisten hasta 12 horas. Los efectos secundarios incluyen sangrado de las fosas nasales, mareos, aumento de la presión. Aceptado solo según las indicaciones de un médico.

Avamis. El principio de acción es similar a Nasonex, así como la lista de efectos secundarios. Tampoco se usa en el tratamiento de la adenoiditis en niños menores de 2 años debido al componente hormonal incluido en el medicamento.

Estos fondos se popularizan por su rápido efecto y acción prolongada, pero son recomendables en el caso de una forma aguda de adenoiditis, cuando se requiere un resultado rápido y la edad del paciente permite el uso de glucocorticosteroides. De lo contrario, los descongestionantes locales son suficientes: Vibrocil, Sanorin, Nazolin y Rinosept.

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

Inmunomoduladores

Los medios que aumentan las defensas inmunitarias para la adenoiditis incluyen vitaminas y medicamentos que contienen minerales. Los inmunomoduladores ayudan a acelerar la recuperación al estimular la producción de químicos protectores naturales. Los pediatras modernos recomiendan tales medicamentos que estimulan la producción de interferón natural:

  • Ergoferon
  • Amixina;
  • Inmunológico;
  • Anaferon;
  • estimulantes a base de hierbas (que contienen extractos de ginseng, rhodiola rosea, equinácea, cardo mariano, eleuterococo);

Los medicamentos enumerados se recetan tanto durante el tratamiento de la adenoiditis como con fines profilácticos. A pesar de los beneficios obvios, los inmunomoduladores no se pueden tomar sin el permiso de un pediatra, ya que, como la mayoría de los medicamentos, los efectos secundarios son característicos.

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

Extirpación de adenoides en niños (adenotomía)

En las clínicas modernas, la extirpación de adenoides en niños es una operación simple y poco traumática, pero sin embargo, si puede prescindir de ella, el médico intentará hacerlo por este camino.

Las indicaciones para la eliminación de adenoides en niños son: ineficacia del fármaco y la fisioterapia, dificultad grave para respirar por la nariz, que conduce a resfriados persistentes, otitis media frecuente y discapacidad auditiva. La operación también tiene contraindicaciones: no se realiza por patologías de la estructura del paladar, algunas enfermedades de la sangre, enfermedades oncológicas o sospecha de oncología, enfermedades inflamatorias agudas (deben curarse primero), dentro de los 30 días posteriores a cualquier vacunación y para niños menores 2 años de edad.

La extirpación de adenoides en niños se realiza en un hospital con anestesia local o general. Hay varias formas de realizar esta operación.

Con el método de aspiración, las adenoides se eliminan con una bomba de vacío con una boquilla especial, con el método endoscópico, a través de un endoscopio rígido (esta operación se realiza bajo anestesia general). Para eliminar las adenoides, también se usa un microdesbridador, que a veces se denomina afeitadora. El período de rehabilitación después de tales métodos dura aproximadamente 2 semanas.

El método más moderno y poco traumático es la eliminación de adenoides con láser. Las amígdalas se cortan con un rayo láser dirigido y los vasos sanguíneos se cauterizan, lo que elimina el riesgo de hemorragia e infección. El período de rehabilitación con eliminación de adenoides con láser también se reduce significativamente.

Toda la operación no toma más de 15 minutos y es una intervención bastante simple, después de la cual las complicaciones son muy raras. Sin embargo, esta sigue siendo una operación quirúrgica con todos los riesgos asociados y debe llevarse a cabo en una clínica probada.

¿Por qué son peligrosas las adenoides?

La proliferación de la vegetación adenoide puede provocar problemas de audición, incluso hasta el punto de la pérdida auditiva. El audífono humano tiene varias secciones. En la sección media hay una trompa auditiva, también es la trompa de Eustaquio, que se encarga de la regulación de la presión externa (atmosférica) con presión en la nasofaringe. La amígdala faríngea, que aumenta de tamaño, bloquea la boca de la trompa de Eustaquio; el aire no puede circular libremente entre la cavidad nasal y el oído. Como resultado, el tímpano se vuelve menos móvil y esto afecta negativamente la capacidad de oír. En casos graves, tales complicaciones no responden al tratamiento.

Cuando no es posible la circulación normal del aire, se desarrolla una infección en el oído y se produce inflamación (otitis media).

La respiración constante por la boca conduce, como se mencionó anteriormente, a la deformación del esqueleto facial, así como a una disminución en la saturación del cerebro con oxígeno: el niño se cansa rápidamente y no puede soportar la carga escolar, y su rendimiento disminuye drásticamente. .

La concentración constante de infección en la amígdala nasofaríngea conduce a una intoxicación general del cuerpo y a la propagación de virus a otros órganos. El bebé está expuesto a frecuentes bronquitis, laringitis y faringitis.

Las consecuencias desagradables también pueden incluir problemas con el tracto gastrointestinal, incontinencia urinaria nocturna y tos.

Cómo enjuagar adecuadamente la nariz de un niño

A la mayoría de los niños no les gusta e incluso temen este método de tratamiento. Por lo tanto, es importante abordar el tema con delicadeza, explicarle al niño que esto es necesario para su salud, para que la nariz respire mejor. Es bueno si el proceso se lleva a cabo de forma lúdica o si uno de los padres demuestra con su propio ejemplo que enjuagarse la nariz es absolutamente indoloro. Una demostración visual del procedimiento por parte de papá o mamá debería convencer al niño de que no da miedo hacerlo.

Muchos padres están interesados ​​en la pregunta, ¿a qué edad se puede enjuagar la nariz de un niño? La respuesta es simple. Desde el momento puedes explicarle el procedimiento del procedimiento y estarás seguro de que el bebé podrá entenderte correctamente. Los médicos aconsejan hacer esto no antes de los 4 años. Hasta este momento, se utilizan gotas especiales para bebés para limpiar la cavidad nasal, que suavizan las secreciones mucosas espesas, mechas de algodón y aspiradores.

Para el lavado, puede usar agua hervida ordinaria, decocciones de hierbas medicinales (manzanilla, eucalipto, caléndula, salvia, hierba de San Juan), agua de mar, solución isotónica o formulaciones especiales preparadas que se venden en una farmacia. Se permite alternar entre diferentes medios: utilizar uno u otro. Las soluciones se seleccionan junto con un otorrinolaringólogo, según el historial de reacciones alérgicas en el niño. El producto terminado debe estar ligeramente tibio (temperatura 34-36 °). Un volumen de 100-200 ml será suficiente para un procedimiento.

No solo elimina muy bien la mucosidad acumulada, sino que también alivia la hinchazón y el agua de mar tiene un efecto bactericida. Se puede preparar a partir de sal marina seca (1/2 cucharadita. Diluida en un vaso de agua) o, en su defecto, a partir de alimentos comunes (1/3 cucharadita. Disolver en un vaso de agua y añadir 2 gotas de yodo. ).

Antes de comenzar el procedimiento, asegúrese de que la nariz del bebé no esté obstruida. Los otorrinolaringólogos le aconsejan que limpie previamente la cavidad de las secreciones con un aspirador o marcándola minuciosamente. Si después de esto la permeabilidad de los conductos nasales sigue siendo difícil, se permite que goteen gotas vasoconstrictoras al bebé (una gota en cada fosa nasal). Después de eso, puede comenzar el enjuague.

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

El procedimiento se lleva a cabo estando de pie sobre el fregadero. La solución se toma en una jeringa pequeña con una nariz fina o se usa un dispositivo farmacéutico especial (también se llama “ducha nasal”). El niño debe inclinarse hacia adelante 90 °. La cabeza debe mantenerse estrictamente vertical, es imposible inclinarla hacia la derecha y hacia la izquierda durante el procedimiento. Pídale a su hijo que respire profundamente y exprima una pequeña cantidad de la solución en una de las fosas nasales. El líquido llenará completamente el conducto nasal y saldrá por el otro.

Si el agua entra en la boca, puede aconsejar al niño que pronuncie el acento “y-y” durante la inyección. Al mismo tiempo, el paladar blando se eleva y delimita la nasofaringe. Después de eso, debe sonarse la nariz y repetir el procedimiento desde la segunda fosa nasal. Y así, varias veces. El lavado se completa soplando los conductos nasales, que eliminarán los restos de la solución de la membrana mucosa.

Si esto, un método de flujo continuo para enjuagar (de una fosa nasal a otra), causa dificultades, puede intentar una forma más fácil: inyecte una pequeña cantidad de líquido en la nariz del niño y pídale que se suene la nariz inmediatamente. Asegúrese de que la cabeza vuelva a estar en posición vertical y en ningún caso se eche hacia atrás. La solución no debe entrar en la boca, y mucho menos en los oídos. Incluso una pequeña cantidad de líquido atrapado en la cavidad del oído medio provocará una otitis media grave, que será muy difícil de curar más adelante.

Pasados ​​15 minutos después del lavado, es el turno de los agentes anisépticos o antibacterianos prescritos por el médico. Antiséptico incluye preparaciones de plata coloidal, en particular protargol.

A diferencia de las gotas vasoconstrictoras, que deben enterrarse en el costado del bebé para que no entren en la boca y solo actúen sobre la mucosa nasal, Protargol se entierra en la espalda. Esto se hace para que la sustancia fluya desde la cavidad nasal hacia la nasofaringe y llegue a la superficie de la amígdala. Los iones de plata contenidos en el protargol matan a todos los patógenos y también secan un poco el tejido linfoide inflamado, reduciéndolo de tamaño. Se instilan 2-6 gotas del medicamento en cada orificio nasal (según la edad del paciente y la gravedad de la enfermedad).

Se recomienda que el niño se acueste boca arriba durante algún tiempo sin levantar la cabeza. Idealmente, 15 minutos, pero si el niño es caprichoso, puede limitarse a 5 minutos. La instilación se lleva a cabo por recomendación de un médico, por regla general, 2 veces al día durante 2 semanas. Se puede prescribir un segundo curso de tratamiento en un mes. No olvide que la vida útil de una solución al 2% de Protargol es muy corta. Solo 30 días desde la fecha de fabricación. Por lo tanto, ya no se utilizará el frasco antiguo con el medicamento para el nuevo curso.

No descuide los ejercicios de respiración, recomendados por expertos para el tratamiento de las adenoides. Es mejor que mamá la acompañe al mismo tiempo que el bebé, convirtiendo el proceso en un juego divertido. La gimnasia fortalece los músculos respiratorios, estimula la circulación sanguínea en los senos nasales y ayuda a prevenir la sinusitis. Además, en el proceso de ejercicio, el cuerpo enfermo se satura con el oxígeno que le falta.

¿En qué casos se puede evitar la operación?

Solo hay 2 opciones de tratamiento:

  • quirúrgico;
  • conservador.

Es posible curar las adenoides en un niño sin cirugía solo si no hay complicaciones. El paciente debe ser examinado por un otorrinolaringólogo. El médico determina el alcance de la inflamación. Enfermedad en la primera etapa y la segunda (sin complicaciones). La terapia oportuna y correctamente seleccionada da resultados. Se han desarrollado varios métodos de tratamiento, pero se recomienda adherirse a un enfoque integrado para lograr un efecto positivo.

Remedios caseros

Los remedios caseros son buenos, pero se agregan a los prescritos por el médico. Lejos de todas las inflamaciones se pueden curar con decocciones, pero son buenas para enjuagar la cavidad nasal y aliviar la afección.
Muy a menudo, se utilizan jugo de celidonia, Kalanchoe y aloe, decocciones de hojas de arándano rojo, hierba de San Juan, infusión de espino amarillo.
Por ejemplo, el jugo de celidonia tiene un efecto de moxibustión, por lo que este tratamiento no funcionará para los más pequeños. Para los niños mayores, se instilan 4 gotas de jugo en cada fosa nasal tres veces al día.
Puede enjuagar la nasofaringe con una decocción de hojas de arándano rojo. Vierta dos cucharadas de hojas picadas con un vaso de agua hirviendo y déjela reposar durante media hora en un baño de agua. Cuando el caldo se haya enfriado, se puede aplicar.
De la misma forma se prepara una decocción de hierba de San Juan. Debe tomar 10 gramos de hierba y verter un vaso de agua hirviendo sobre ella. El caldo debe infundirse durante media hora a temperatura ambiente. Luego cuele y, cuando se enfríe a una temperatura agradable, enjuague su nariz con una pera de goma.

Sal

Para preparar la solución, necesitará sal de mesa (1 cucharadita) y agua hervida (1 vaso), enfriada a temperatura ambiente. Si el niño no es alérgico a la miel, puede agregar ½ cucharadita. de este producto. Revuelva el líquido hasta que los cristales se disuelvan por completo. Filtrar el líquido a través de una doble capa de gasa. Para mejorar el efecto, se agrega yodo (2 gotas) a la solución. El enjuague de la nariz con solución salina a temperatura ambiente debe realizarse cada 2-3 horas.

Cuando se usa yodo, la cantidad de procedimientos no debe exceder las 2 veces al día. Sin este componente, puede hacer hasta 4 lavados por día. El tratamiento dura 10 días.

Métodos de lavado:

  1. Inhale el líquido en cada fosa nasal por turno. Escúpelo tan pronto como la solución se escurra por la parte posterior de la nasofaringe.
  2. Utilizar para instilación nasal. Incline la cabeza hacia atrás y ponga un poco de líquido en cada fosa nasal.
  3. Inclínese sobre el fregadero, gire la cabeza hacia un lado, abra la boca y gotee la solución en la fosa nasal superior con una jeringa. Espere a que el líquido se drene por el segundo conducto nasal. Repita el procedimiento en el otro lado.

Para el lavado, no solo se usa solución salina, sino también decocciones de hierbas medicinales.

Eucalipto

Las recetas a base de eucalipto ayudan a eliminar la enfermedad. Para preparar la infusión, las hojas secas de las plantas (2 cdas. L.) Se deben verter con agua hirviendo (2 tazas). Se recomienda infundir el líquido en un termo durante 2 horas. Antes de enjuagar la garganta, la infusión debe diluirse con agua caliente. El curso del tratamiento es de aproximadamente seis meses. El producto terminado se puede almacenar durante 2 días.

A partir de esta planta, se está preparando un medio para instilar en la nariz. Se requieren los siguientes ingredientes:

  • aceite vegetal – 1 cucharadita;
  • aceite de árbol de té – 3 gotas;
  • aceite de eucalipto – 3 gotas.

Para preparar el producto, mezcle los ingredientes. Después de la instilación, el niño debe acostarse durante 5 minutos con la cabeza echada hacia atrás. La frecuencia de aplicación es de 1 a 2 veces por semana.

Celidonia

La planta se utiliza de 2 formas:

  1. Exprima el jugo y ponga 2 gotas en cada fosa nasal. Repita el procedimiento 2 veces al día. La duración del tratamiento es de aproximadamente 2 meses.
  2. Vierta agua hirviendo (500 ml) sobre una planta seca (20 g). Colar la solución después de 30 minutos. La infusión se usa para lavar la nasofaringe 2 veces al día durante 10 días.

No se recomienda utilizar este método si el niño es menor de 6 años. No use ambos al mismo tiempo.

Hierbas

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

Puede tratar las adenoides en los niños con la ayuda de varias hierbas medicinales. Entre ellos, se puede distinguir la manzanilla de farmacia. Combine té de hierbas (1 cucharadita) y agua (100 ml). Coloque en un baño de agua durante 15 minutos, luego cubra y deje enfriar. Se recomienda colar el caldo antes de usarlo para evitar que las partículas vegetales entren en la cavidad nasal.

La cola de caballo (fresca o seca) ayudará a curar las adenoides en los niños sin cirugía. La planta puede prepararla usted mismo o comprarla en la farmacia. Tipos de tratamiento:

  1. Vierta la hierba (2 cucharaditas) con agua caliente (300 ml) y deje hervir. Mantenga el caldo al baño maría durante 7 minutos. Déjelo reposar durante 2 horas. Tomar 100 ml 3 veces al día. El curso de admisión es de 10 días. Dicha terapia está contraindicada en niños menores de 3 años.
  2. Mezcle cantidades iguales de equinácea y hierba de cola de caballo. Recolección (1 cucharadita) vierta agua hirviendo (1 vaso) y deje reposar durante 1 hora. Después de colar, tome 50 ml 3 veces al día, agregando miel (½ cucharadita). La duración del curso es de 10 días.
  3. Cola de caballo (1 cucharadita) Combinar con manzanilla (1 cucharadita) y hervir con agua hirviendo (500 ml). Déjelo reposar durante 2 horas. Colar el caldo terminado y enjuagar la nariz con él una vez al día durante 2 semanas. Durante el tratamiento, se recomienda tomar vitamina B1, ya que la planta contribuye a su rápido consumo.

El arándano rojo (su parte frondosa) ayuda a eliminar la inflamación. Vierta la planta triturada (2 cucharadas. L.) con agua hirviendo (200 ml). Poner el recipiente con el líquido al baño maría durante media hora. Enjuague la nasofaringe con una solución filtrada hasta 3 veces al día hasta que la inflamación desaparezca por completo. Para resultados rápidos, se recomienda llevar el caldo adentro. Los niños pueden usar este remedio a partir de los 5 años. Debe tomarse 4 veces al día por 1 cucharada. l. 20 minutos antes de las comidas. La duración del curso es de unos 5 días.

Aceite de espino amarillo

El aceite de esta planta se considera un antibiótico natural, tiene propiedades curativas de heridas. Con la instilación nasal regular, la inflamación disminuye y se alivian los síntomas de la enfermedad. El aceite se usa en su forma pura. Se recomienda inyectar unas gotas de la sustancia en cada fosa nasal 2 veces al día.

Con aceite diluido en agua (1 cucharada por 1 litro de líquido), puede hacer gárgaras y enjuagarse la nariz. En el postoperatorio, se recomienda poner turundas con esta sustancia.

Cariño

La miel con jugo de remolacha, cuando se instila en la nariz, reduce la inflamación. En 1 st. l. El producto de apicultura requiere 2 cucharadas. l. jugo fresco, previamente hervido en baño de agua (para destruir posibles infecciones). Se recomienda instilar el agente 3 veces al día, 2 gotas en cada fosa nasal. Una contraindicación de uso es una reacción alérgica a la miel.

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias. Cuando se combina con miel, aumenta su eficacia. Vierta agua hirviendo (500 ml) sobre pasto seco (1 cucharada), déjelo reposar durante 20 minutos. Colar el té terminado, agregar miel (1 cucharadita). La bebida se puede beber hasta 4 veces al día. El té se puede utilizar para hacer gárgaras y como ayuda para la instilación.

Clavel

Vierta agua hirviendo (200 ml) sobre clavos (10 piezas) y déjelo reposar. La infusión terminada adquiere un tono chocolate. Se recomienda instilar 2 gotas de este producto en cada fosa nasal.

Áloe

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

El jugo de esta planta tiene un efecto antibacteriano, por lo tanto, hace frente de manera efectiva a la inflamación. Para obtener mejores resultados, la cavidad nasal se lava previamente con solución salina o soda. Este procedimiento permitirá que el jugo se absorba más rápido en los tejidos afectados. En la etapa inicial de la enfermedad, el jugo debe diluirse con agua hervida (1: 3).

Corta una hoja de la planta y refrigérala durante varias horas. Luego haga varios cortes y exprima el jugo con una gasa. En cada pasaje nasal, instile 3-5 gotas 3 veces al día. Para los niños pequeños, el jugo se diluye con solución salina o agua hervida en una proporción de 1: 1. Se prepara una porción fresca para cada procedimiento. La duración del tratamiento es de aproximadamente 4-5 días. El jugo provoca un estornudo intenso, por lo que todas las flemas salen por la nariz y se reduce la inflamación.

Para el tratamiento se utiliza miel con aloe. El jugo exprimido de las hojas carnosas se mezcla con el producto de la apicultura en una proporción de 1: 1. El agente se usa para instilación nasal. Esta composición también es útil para uso interno (1 cucharadita. Media hora antes de las comidas).

Aceites

Thuja ayuda en el tratamiento de la enfermedad. Tiene un efecto positivo sobre las enfermedades infecciosas, la inflamación y el resfriado común. El aceite de esta planta tiene un efecto vasoconstrictor. Refuerza las propiedades protectoras del organismo y favorece la regeneración activa de las mucosas.

El aceite se instila antes de acostarse en cada orificio nasal (2 gotas). La duración de los procedimientos es de 3 semanas. Después de una semana de descanso, puedes repetir el curso. El aceite homeopático debe usarse para el tratamiento, no el aceite esencial.

El aceite de abeto puede suprimir la microflora adenoidopatológica casi al instante. La lubricación regular de las amígdalas de los niños con esta sustancia tiene un efecto positivo:

  • la hinchazón de la membrana mucosa disminuye;
  • la congestión nasal disminuye, la cantidad de secreciones mucosas disminuye;
  • disminuyen las sensaciones de dolor;
  • se restauran los tejidos dañados;
  • la descarga de pus se detiene.

La congestión desaparece, los niños comienzan a respirar libremente por la nariz. El aceite se puede usar para frotar los pies de un niño. Contienen puntos neurosensoriales que son responsables de la salud de la garganta y la nariz. El aceite se usa para inhalar con un nebulizador. En este caso, tiene un efecto tónico. Las sustancias útiles penetran en el epitelio mucoso y son transportadas por el sistema circulatorio por todo el cuerpo.

El efecto máximo lo dan masajes terapéuticos y compresas con el uso complejo de aceites homeopáticos (enebro, melocotón y eucalipto).

Budra

Vierta agua hirviendo sobre la hierba (2 cucharaditas) (½ l). Mantener a fuego lento durante 10 minutos. Hacer inhalación de vapor: respire sobre el líquido durante 5 minutos cubriéndose la cabeza con una toalla. Se recomienda realizar este procedimiento 4 veces al día.

Mezcla de hilo con orégano

Ingredientes:

  • secuencia – 1 cucharada. l.;
  • orégano – 1 cucharada.
  • madre y madrastra – 1 cucharada. l.;
  • agua hirviendo – 2 vasos.

Tecnología de cocción:

  1. Mezclar hierbas.
  2. Toma 1 cucharada. l. esta colección.
  3. Agrega agua hirviendo. Insista en un termo durante aproximadamente 9 horas.

Agregue 2 gotas de aceite de abeto (o thuja) al caldo colado. Use la solución para enjuagar la nasofaringe.

Menta con hierba de San Juan

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

Para cocinar, necesitará los siguientes ingredientes:

  • corteza de roble (en polvo) – 1 cucharada. l.;
  • hojas de menta – 1 cucharada. l.;
  • Hierba de San Juan – 1 cucharada. l.;
  • agua hirviendo – 2 vasos.

Mezcle los ingredientes secos, tome 2 cucharadas. l. recogida recibida, vierta agua hirviendo. Pon el líquido a fuego medio durante 4 minutos. Una hora más tarde, la infusión se puede utilizar para enjuagar la nasofaringe. La duración mínima del tratamiento es de 10 días.

Momia

Para preparar el producto, necesitará los siguientes ingredientes:

  • momia – 1 g;
  • agua tibia – 5 cucharadas. l.

Mezclar los componentes hasta obtener una solución homogénea. El número de gotas y la frecuencia de uso dependen de las características individuales del organismo. Para un efecto máximo, se recomienda tomar una solución de la siguiente concentración: 0.05 g por 1 vaso de agua. Es importante utilizar no comprimidos, sino resina de goma natural.

¿Por qué se agrandan las adenoides? Hacer frente a la causa: evitar la cirugía para extirpar las adenoides

Las adenoides, como las amígdalas (amígdalas), son un órgano periférico de inmunidad. Y un aumento de las adenoides es una señal de que están involucradas activamente en el trabajo y, posiblemente, están inflamadas. Más información sobre el tratamiento de las amígdalas: sección de nuestro sitio web sobre el tratamiento de la amigdalitis crónica sin extirpar las amígdalas.

¿Por qué hay un aumento de adenoides?Son las adenoides las primeras en enfrentar la infección que ingresa al cuerpo con el aire inhalado, donde la infección es capturada por las células del sistema inmunológico, seguida de la formación de una memoria inmunológica para los microbios entrantes. En gran parte debido al trabajo de las adenoides, con contactos repetidos con microbios, el cuerpo ya se enfrenta a la infección mucho más fácilmente. Y si el sistema inmunológico no solo está debilitado, sino que no recuerda bien la infección (se inhibe la formación de “células T de memoria”), entonces es bastante lógico que la carga en las adenoides y amígdalas (amígdalas) crezca exponencialmente. Está claro que el niño a menudo comienza a sufrir la misma infección varias veces y las adenoides aumentan de tamaño. La extracción de las adenoides le ayudará a respirar con mayor libertad, pero puede interferir con la función inmunológica normal. Existe una solución, en nuestra opinión, más aceptable en muchos casos.

Solución al problema. Si el sistema inmunológico comienza a responder más rápidamente a la infección entrante y forma la memoria inmunológica correctamente, entonces no habrá necesidad de un trabajo tan activo de las adenoides. Las adenoides comenzarán a disminuir gradualmente y la respiración nasal se recuperará. Por tanto, nuestro tratamiento se basará en dos principios básicos:

  1. Ayudar al sistema inmunológico en la formación de inmunidad adquirida;
  2. Eliminación de la sobrecarga de la nasofaringe por bacterias, hongos y virus, p. Ej. reducción de la carga microbiana en las adenoides

Complicaciones

Las complicaciones están asociadas con la propagación de la infección a otros órganos otorrinolaringológicos y partes del sistema respiratorio. En la adenoiditis crónica, la enfermedad a menudo se complica con otitis media, sinusitis (sinusitis, sinusitis frontal), bronquitis, laringitis, faringitis, amigdalitis, neumonía. También son característicos las alteraciones del habla, la audición y los cambios en el sistema dentoalveolar.

En el contexto de la adenoiditis, a menudo también se desarrollan asma bronquial, eccema, rinitis alérgica y conjuntivitis alérgica.

La discapacidad auditiva a largo plazo y la respiración nasal deteriorada provocan un desarrollo general deficiente del niño.

Prevención en casa

– Para la prevención de la adenoiditis en los niños, es necesario garantizar la estancia racional del niño al aire libre, más a menudo para llevarlo al mar. La formación del sistema inmunológico también se ve influenciada por el régimen de sueño y descanso, por lo que es muy importante que el tiempo de sueño del niño se produzca a más tardar a las 22:00. No debemos olvidarnos de ventilar las instalaciones y la limpieza húmeda oportuna, especialmente durante el período otoño-invierno, dice la otorrinolaringología infantil Reseda Sattarova.
Debe evitar el contacto con personas que padecen ARVI, así como no correr su propio resfriado y otras dolencias asociadas con los oídos, la garganta y la nariz.

Cuando se eliminan las adenoides en los niños, a qué edad

Si el tratamiento conservador es ineficaz, entonces está indicada una intervención quirúrgica: extracción de adenoides infectadas, adenotomía.

Los padres a menudo preguntan: “¿Cuándo se extirpan las adenoides en los niños, a qué edad?”

Si se extrae a los 3-4 años de edad, existe la posibilidad de que las adenoides vuelvan a crecer. Por lo tanto, siempre que sea posible, los médicos intentan ahorrar tiempo. Pero si, sin embargo, la adenoiditis trae muchos problemas de salud al bebé y hay indicaciones claras, entonces no se discute la cuestión de la edad.

El autor de la adenotomía W. Meyer, que propuso tal método en 1868, se erigió un monumento en su tierra natal en Copenhague, como muestra de gratitud de los médicos y padres de los niños operados.

En qué casos se eliminan las adenoides:

 Adenoides de grado III, debido a que hay una falta persistente de respiración por la nariz,

 El tratamiento conservador es absolutamente ineficaz y aporta incluso una mejora temporal,

 Alteración del sueño, ronquidos y paro respiratorio durante el sueño.

 Trastornos del habla, voz nasal,

 Complicaciones del oído medio, senos paranasales, sistema broncopulmonar,

Deformidad del esqueleto facial (cara adenoidea).

La operación para eliminar las adenoides no es difícil, el tiempo es de 5 a 10 minutos. Unas horas más tarde, a veces al día siguiente, se envía al niño a casa. No se requiere un régimen especial, lo único que se requiere es el uso de alimentos rallados y frescos en los primeros tres días.

¿Qué muestran los rayos X de la nasofaringe en los niños?

Las radiografías de la nariz y la garganta en los niños no proporcionan mucha información. Con su ayuda, puede identificar las siguientes características:

  • agrandamiento de las amígdalas faríngeas;
  • acumulación de pus.

El estudio se utiliza raramente, ya que se caracteriza por un alto error. Con un aumento de las amígdalas, a menudo se observa una complicación purulenta. Cuando se toma una imagen de rayos X, se visualiza un aumento de las amígdalas faríngeas debido a la presencia de contenido purulento.

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

Foto: radiografía de nasofaringe – quiste en el seno maxilar izquierdo

No debe dejarse guiar por los resultados de la radiografía. El examen agregará uno o dos grados a la patología. Sobre la base de los diagnósticos de rayos X, es difícil responder a la pregunta de cómo curar las adenoides sin cirugía, ya que el examen no es suficiente para estudiar la estructura de las amígdalas.

Cuando es necesario determinar cómo tratar las adenoides sin cirugía en un niño, los médicos realizan un examen externo, un examen de sonda del estado del tracto respiratorio superior y análisis de sangre de laboratorio.

El diagnóstico por rayos X de las adenoides en niños con el tercer grado de agrandamiento de las amígdalas faríngeas muestra solo un aumento general en los tejidos de la nasofaringe. El contenido de información de la encuesta es bajo, por lo que prácticamente no se utiliza.

La efectividad del método de investigación en patología.

A menudo se prescriben radiografías de la nasofaringe con adenoides, pero dicho procedimiento no es muy informativo y es inferior a otros métodos de diagnóstico. Además, tal procedimiento es bastante dañino, especialmente para el cuerpo del niño. Por lo tanto, vale la pena considerarlo antes de exponer a su bebé a radiación dañina.

Es importante no exponer al bebé a irradiaciones repetidas durante al menos 6 meses después de realizar la radiografía. Está permitido tomar radiografías no más de 2 veces al año. De lo contrario, la inmunidad del niño puede debilitarse, la probabilidad de desarrollar cáncer aumentará.

Además, la eficacia de la radiografía en adenoides es bastante baja. Las radiografías de adenoides en niños pueden no mostrar nada en absoluto o proporcionar poca información. Y todo dependerá de las calificaciones del radiólogo, ya que no todos los especialistas podrán determinar el grado correcto del proceso patológico.

Muchos están interesados ​​en la cuestión de si las adenoides son visibles en las radiografías. Por supuesto que son un poco visibles. Y si aumentan, el médico incluso ve el grado del proceso patológico. Pero este procedimiento tiene una serie de desventajas importantes:

  • No proporciona información sobre qué causas provocaron el inicio del proceso patológico. Y esto es muy importante de establecer, ya que la efectividad del tratamiento posterior dependerá de identificar la causa exacta. Por lo tanto, es posible que se requieran procedimientos de diagnóstico adicionales.
  • La radiografía no muestra moco ni pus en la superficie de las amígdalas. Por lo tanto, los resultados del procedimiento pueden ser inexactos. Puede parecer que hay un agrandamiento de 2 o 3 grados de las adenoides, mientras que su tamaño es normal, pero simplemente muestran acumulaciones purulentas.
  • Para obtener resultados más o menos precisos, una persona debe permanecer inmóvil durante el estudio. Pero es difícil evitar que un niño pequeño se mueva.

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

Por lo tanto, para hacer un diagnóstico, se recomienda utilizar otros métodos de diagnóstico más informativos. Pero si, no obstante, se decide realizar una radiografía de la nasofaringe de un niño con adenoides, es necesario estudiar las características del estudio de diagnóstico.

Preparar a un niño para el examen

Como puede adivinar, no debería ir directamente a los diagnósticos de rayos X usted mismo. Debe acudir a un examen inicial por parte de un otorrinolaringólogo que lo examinará, lo asesorará y sacará conclusiones preliminares sobre el problema. Quizás el especialista dará preferencia a algún otro método de diagnóstico, no hay necesidad de discutir, ya que el médico tiene información mucho más detallada sobre su estado de salud y puede sacar conclusiones en base a un conjunto de factores. En ningún caso debe posponer el diagnóstico si se le ha entregado un cupón de prueba.

Es muy importante preparar moralmente a su bebé temprano. Asegúrese de hablar con él el día anterior al examen, y es importante mantener un tono amable y tranquilo. Su tarea es transmitir al niño la esencia del próximo examen. En ningún caso usted debe mostrar ansiedad o entusiasmo con su comportamiento, ya que los niños pueden sentir esto y comenzar a preocuparse.

Usted mismo debe comprender que es el resultado de la radiografía lo que puede simplificar significativamente el plan de tratamiento, ya que el diagnóstico proporcionará una gran cantidad de información útil para esto. Si aún se requiere una operación quirúrgica, entonces su seguridad aumentará notablemente debido al hecho de que los médicos ya conocerán especialmente las adenoides en su caso. Sí, los rayos X son dañinos para el cuerpo, pero este método sigue siendo uno de los principales debido a su bajo costo y precisión.

Grado radiográfico de agrandamiento de la nasofaringe con adenoides.

Hay 4 grados:

  1. En este grado, las amígdalas agrandadas ocupan 1/3 de la nasofaringe. En tal situación, el niño comienza a roncar por la noche. La rinitis prolongada con patología prácticamente no se trata con medicamentos.
  2. En segundo grado, las amígdalas agrandadas ocupan la mitad de la nasofaringe. Los ronquidos se observan en el sueño del niño. La conversación del bebé se vuelve incomprensible. Las radiografías en esta etapa pueden revelar amígdalas agrandadas.
  3. Las amígdalas ocupan todo el lumen de la nasofaringe. La afección dificulta respirar por la nariz o hablar. Clínicamente, esta condición se acompaña de una disminución de la audición y el olfato. Los médicos en la tercera etapa de la enfermedad recomiendan un tratamiento quirúrgico.
  4. Tenga en cuenta que el cuarto grado no existe. Si el radiólogo pone el 4º grado de patología, no tiene las calificaciones suficientes.

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

Radiografía de nasofaringe en niños: se indica la ubicación de las adenoides.

¿Cuáles son los beneficios de una radiografía de los senos nasales?

Los beneficios de una radiografía de los senos nasales incluyen una mínima exposición a la radiación y la capacidad de detectar la inflamación. Un niño con cambios inflamatorios en la nasofaringe puede tener sinusitis frontal o maxilar (sinusitis, sinusitis frontal).

La radiografía muestra bien los cambios inflamatorios en los senos paranasales. El examen de rayos X es el único e insustituible en el diagnóstico de la enfermedad.

El pus en las imágenes se visualiza como puntos de luz. Desaparecen durante el tratamiento de la enfermedad y se controlan mediante radiografías dinámicas. En la nasofaringe, las bolsas en las radiografías se pueden rastrear en forma de oscurecimiento blanco. Cuando se encuentran, los médicos recetan medicamentos antibacterianos. Con el tercer grado de agrandamiento de las amígdalas faríngeas, está indicada una operación.

Indicaciones para radiografías de los huesos nasales.

Teniendo en cuenta las causas de la aparición de adenoides, cabe destacar que no siempre es aconsejable la radiografía. Hay indicaciones para una radiografía de la nasofaringe:

  • lesiones en los huesos de la nariz;
  • adenoides;
  • curvatura del tabique nasal;
  • sospecha de sinusitis
  • anomalías congénitas de los senos nasales.

La radiografía de las cavidades adventicias es más informativa cuando se introduce contraste en las cámaras.

Con un bajo contenido de información de los métodos de contraste, incluso se puede utilizar la tomografía. Algunos radiólogos creen que el uso del examen de rayos X de los huesos nasales es racional siempre que exista una sospecha de enfermedades inflamatorias o neoplásicas.

Adenoides, síntomas, causas de inflamación, tratamiento y extirpación de adenoides. Síntomas y tratamiento de la adenoiditis en niños: ¡reconozca y neutralice!

Imagen de rayos X: quiste a la izquierda (dimensiones indicadas)

De acuerdo con las recomendaciones del Ministerio de Salud, no se deben tomar radiografías a un niño sin indicaciones especiales. Cuando se trata de salud y vida, debe evaluar el daño y los beneficios del procedimiento y elegir el menor de los males.

Todos los medios son buenos para diagnosticar una enfermedad. Sin rayos X, es imposible detectar procesos inflamatorios y prescribir una terapia oportuna.

La radiografía de la nasofaringe es un procedimiento de diagnóstico importante y necesario. Confíe en los médicos que le recetarán radiografías de los huesos nasales y los senos paranasales cuando realmente se necesiten.

Decodificación de los resultados obtenidos

Cuando se realiza la decodificación de las radiografías recibidas, el médico analiza los siguientes indicadores:

  • Las paredes y los bordes de los huesos nasales. Es necesario evaluar qué tan claros son sus límites, si su grosor es normal.
  • Espacio aéreo en los senos nasales. Es importante evaluar el tamaño de este espacio, simetría.
  • Células del hueso etmoides. Es necesario evaluar qué tan bien se visualizan, cuál es su estructura y tamaño.

Se emite una opinión médica por escrito al paciente, quien la remite al médico tratante.

Fuentes utilizadas y enlaces útiles sobre el tema: https://dr-zaytsev.ru/articles/adenoidy-v-nosu-u-detey-simptomy-i-lechenie.html https://www.neboleem.net/stati- o -zdorove / 18610-kak-lechit-adenoidy-u-detej-v-domashnih-uslovijah-bez-operacii.php https://www.pravda.ru/navigator/adenoidy-u-detei.html https: // VipLor .ru / gorlo / adenoidy-u-detej https://yandex.ru/health/turbo/articles?id=4922 https://nasmork.net/lekarstva-ot-adenoidov/ https: //www.polyclin. ru / articles / udalyat-ili-ne-udalyat-adenoidy / https://nosoved.ru/zabolevanija-nosa/drugie/kak-umenshit-adenoidy-bez-operacii.html https://www.kp.ru/putevoditel / sovety-dlya-roditelej / adenoidit-u-detej / https://diagnost-mk.ru/rentgen/adenoidy-na-rentgene.html https://nasmork.one/mamy-deti/adenoidy-u-detej-simptomy-i-lechenie/ https://zdorovyenadom.ru/adenoidit-u-detej-chto-eto-za-bolezn/ http: // x-raydoctor.ru/rentgen/lor/snimok-nosoglotki-rebenka.html https://s-voi.com/zabolevanie-legkih/rentgen-pri-adenoidah-opravdyvaet-li-sebya-ego-provedenie

Fuente de grabación: lastici.ru

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More